miércoles, 22 de febrero de 2012

Correr no es lo que parece



Este post está escrito inspirado en experiencias personales, de haberlo vivido en mis propias carnes magras. No tengo muchos conocimientos sobre los músculos y articulaciones que intervienen en la carrera, para mi todo son "las piernas" Lo que sí sé es que cuando empiezas a practicar este deporte es muy común pensar que correr es fácil, todo el mundo puede salir a correr no? Pues se conoce que no es así. Hay que decir que en mis comienzos, aunque no era una bola de grasa informe como lo podía haber sido años atrás, mi peso más o menos de unos 71 kgs para mi 1,71 de altura, no estaba del todo mal (he llegado a pesar 80 kgs) No debería haber sido problema para mis articulaciones.

             
               No se cual lo sería pero a la semana de salir a rodar, unos 5 días aproximadamente, un dolor agudo en la rodilla derecha me impidió terminar el entreno. Lo achaqué a una sobrecarga por la falta de costumbre pero al día siguiente el dolor se extendió a la otra rodilla. La verdad es que daba pena verme andar. Como veía que era incapaz de correr opté por darme un reposo hasta que se me quitase y pasó casi un mes hasta que ocurrió. Retomé los entrenamientos pero como al mes comenzó de nuevo otro dolor, esta vez en el talón del pie derecho. Preguntando a compańeros de entreno me comentaron varias posibilidades: fascitis plantar, tendón de aquiles y alguna otra más. A final recurrí a un fisio porque no podía ni pisar y me comentó que había sido una tal bolsa serosa que se encuentra debajo del talón. Que me perdonen los entendidos si no lo explico bien pero creo que es una bolsita rellena de líquido que por lo visto por haber hecho un poco el indio, malas posturas con el pie, o mal apoyo al correr se había inflamado. Esto hacía que pisar con ese pie fuese como hacerlo sobre una tabla con un clavo, el dolor me atravesaba de lado a lado. Otro mesecito sin correr. Desde que comencé en Enero había corrido en total la friolera de dos semanas y media hasta Marzo! Amigos, correr no es tan sencillo como salir a la calle y ponerse a ello. Hay que cuidar mucho los calentamientos, los estiramientos y sobre todo la intensidad. Aunque tu corazón aguante la carga, tus piernas quizás no estén preparadas, y más si nunca has practicado este deporte en concreto.  Mención aparte merece el tema de la equipación, por supuesto. No se os ocurra salir a correr con unas zapatillas planas tipo Vans, que yo no, pero un amigo de un amigo lo hizo y su espalda se resintió un poquito… Mi fisio me dijo que apenas tenía desarrollados los músculos que intervienen en el ejercicio y que tenía que tener cuidado ya que tampoco tengo esos 17 años en los que da igual lo que hagas que tu cuerpo aguanta sin rechistar. 


               Así que ese amigo que os digo cambió la Vans por unas Pegasus y desde entonces no me volvió a doler la espalda. Seguramente si sois novatos como yo, o si os estáis planteando empezar a correr, no me haréis caso y saldréis a la calle a darlo todo desde el primer día. Yo también lo haría.


Músculos del corredor

6 comentarios:

  1. Hola Darko, acabo de descubrir tu blog. Aqui otro medio-novato de la actividad correril,jaja. A mi me pasó algo parecido y despues de unos años sin correr me pensaba que todo estaba en su sitio como cuando lo dejé y me termine lesionando el Aquiles.... Me quedo por aquí a echar un vistazo. Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por la visita Sergio! Esperemos que las piernas no me den ninguna sorpresa, mala, por supuesto, jeej. Me apunto tu blog para seguirlo también. Un saludo

      Eliminar
  2. Experiencias primerizas... guadalas con cariño, te encantarán leerlas cuando vueles... que será bien pronto.

    Tengo las "paticas" algo cargadas pero es que ayer me ví tan bien que ya viste que también apreté lo mío.

    Un abrazazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Vamos, que tenemos que darle caña un ratito!!

      Eliminar
  3. A medida que nos metemos más a fondo en este mundo descubrimos que correr no es sólo calzarse unas zapatillas y salir al parque. Hay toda una filosofía detrás de ello: desde las prendas técnicas hasta las diferentes técnicas de carrera. Vamos, que correr es todo un mundo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Totalmente de acuerdo Oscar, de hecho cada día descubro algo nueva, eso es lo bueno!

      Eliminar